domingo, 1 de septiembre de 2013

Las leyes de la frontera


Me ha gustado "Las leyes de la frontera" de Javier Cerca. Y me ha gustado por varias cosas. Pero aunque antes de describirlas, empezaré a hablar de la historia:

-¿Comenzamos?

Así empieza la novela. Un escritor recibe el encargo de de reconstruir la historia de El Zarco, y comienza para ello una serie de entrevistas con amigos y conocidos del mito. El Zarco fue una leyenda en la España de los 80, donde los tirones en la calle se unían a la droga. A través de entrevistas con dos viejos amigos del Zarco y el policía encargado del caso, Cercas -por medio de su personaje- nos va acercando a la realidad, a la historia de miedos, temores y amores que rodeaba al mito

Pero en esta novela, Cercas nos lleva más allá: nos hace reflexionar sobre lo que significa la frontera: la frontera entre el bien y el mal, la frontera de la casualidad y la suerte, la frontera que divide a quienes tienen o no posibilidades de rehabilitarse. Y lo hace para concluir con una idea gloriosa (que digo porque no destripa el libro) que, al final, nunca sabremos la verdad de lo que ocurrió, porque todos tenemos trozos de la historia. 


Lo último que lei de Cercas fue La velocidad de la luz. Después de Soldados de Salamina, este relato me decepcionó. Aunque me entretuvo el libro y seguía enamorado del estilo en primera persona, no logré entusiasmarme con ningún otro libro de Cercas. En Las leyes de la frontera, retomo la lectura de Javier Cercas y elevo su figura a la de uno de los escritores más influyentes en España, por su libro y su prosa. 

Esta vez nos presenta un libro dinámico y bien escrito, muy recomendable. 

lunes, 26 de agosto de 2013

Dejadme Marchar

Llega a libropina esta opinión de José, que queremos compartir con vosotros:

Autora: Begoña Peñamaría Marcos
Editoral: Ineditor Grupo Towers
Páginas: 132 páginas


Me gustaría que os hicieseis eco de la existencia de un libro llamado "Dejadme Marchar". Su autora, la gallega Begoña Peñamaría, ha conseguido con gran mérito que su libro fuera publicado por una editorial tradicional (Inéditor). Hace pocas semanas que está en la calle y está teniendo una magnífica acogida por su enorme calidad literaria. No en vano, aquí en Galicia son constantes sus apariciones en medios de comunicación.

El relato narra la historia de su hermano Sergio en primera persona. Este enferma de cáncer terminal. El libro te atrapa, te pones en la piel del protagonista, te hace valorar las cosas pequeñas de la vida y puede ayudar, y mucho, a aquellos que están atravesando o lo han hecho por una experiencia similar. Relato de fe, lucha, esperanza y, sobre todo, de un enorme amor.


sábado, 16 de febrero de 2013

El bolígrafo de gel verde

No sé cómo he terminado leyendo El bolígrafo de gel verde. Creo que leí una entrevista de Alberto Olmos en Qué leer y en ella hablaba de Eloy moreno como promesa de las letras hispanas. Pero quizás me equivoque no sé...

El caso es que El bolígrafo de gel verde es el primer libro de Eloy Moreno. En él un protagonista treintañero nos cuenta, en primera persona, uva vida que transcurre en apenas 445 metros cuadrados: los que van de su casa a la casa de sus padres (donde deja cada mañana a su hijo Carlitos) a la oficina (donde comparte secretos con su compañera Sara y otros momentos del día a día con el resto de compañeros), para terminar volviendo de nuevo a casa, (donde la esperan su hijo y su mujer: Rebe, una chica de la que estuvo muy enamorado pero con la que ha acabado estancándose en la cotidianidad). El protagonista desea cambiar de vida. Dejar la empresa liderada por un antiguo amigo que dio un braguetazo. Reenamorarse de Rebe. No vivir siempre en día de la marmoma. Buscar un nuevo giro a los acontecimientos que lo saquen de la monotonía. Una monotonía que, dicho sea de paso, Eloy Moreno sabe transmitir perfectamente con páginas y páginas que llegan a hastiar al lector, aburrido de leer siempre lo mismo: un deseo que no levanta, un futuro que no llega, una promesa de un cambio que no arranca...

Al final las cosas se precipitan y el protagonista termina dejando ese estilo de vida que lo asfixia pero, como la contraportada anuncia: "pagó un precio demasiado alto". Porque con su marcha deja atrás demasiado dolor, demasiada confusión, demasiados malentendidos, demasiados sentimientos hechos añicos...

Aunque reconozco que el libro me ha aburrido en algunos momentos, y el estilo se hacía desesperante (odio que traten al lector de idiota y que le explique cosas que se ven obvias, como odio que se aplace tanto el transcurso de los acontecimientos) es cierto que en otros momentos la trama me hacía reengancharte con facilidad y deseaba ver qué deparaba la siguiente página. De hecho, lo he pasado muy mal leyendo algunos pasajes. He llegado a deprimirme por ver que no cuajasen ni se alineasen los sentimientos de los personajes y me ha hecho volver a mi historia, a mis momentos, tocándome también por dentro...

Hay cosas de este libro que son francamente mejorables. Como digo, es la primera novela y eso se nota, porque hay cosas que un escritor debe pulir con el tiempo. Por eso, en muchos momento she pensado darle al libro una calificación de 2 estrellas (sobre 5); ero también es cierto que no siempre es fácil llegar a tocarme por dentro... así que lo dejo en 3 estrellas y media. Si lo leéis vosotros, ya me diréis vuestra valoración.

miércoles, 9 de enero de 2013

Una mujer sin importancia.

Escritor: Oscar Wilde, 1893.

Primera vez que leo a Oscar Wilde. Y probablemente no será la última porque su obra me ha llevado a la reflexión, con frases muy acertadas (de esas que a uno le gusta subrayar para guardar nota) y con un reparto bastante coral de personajes distintos, que enriquecen la representación con sus pensamientos sobre el mundo y la vida.

La obra teatral fue escrita en 1893 y, aunque no creo que sea lo más representativo de Wilde, diría que es de lo que más me ha gustado en el géenro. La acción transcurre en una campiña inglesa, propiedad de Lady Hunstanton, donde se dan cabida varias mujeres y hombres que conversan (de forma distendida y banal) sobre el papel de la mujer, la sumisión, la relación de pareja y la obediencia. La acción va transcurriendo con idas y venidas de personajes en la escena, hasta que aparece en la obra el personaje de Lord Illingworth, un apuesto viva-la-vida prepotente (al menos a mí me lo parece) que es admirado por todas las mujeres de la casa por su carácter despreocupado. Entre las conversacioens que se cruzan en la casa, nos enteramos que el Lord que ha ofrecido al joven Gerald Arbuthnot el papel de secretario personal. Gerald comunica su decisión de aceptar el cargo a su madre, Rachel, una mujer poco dada a reuniones que sin embargo a decidido aceptar la invitación de Lady Hunstanton y participa de la reunión hacia mediados de obra. Sin embargo, pronto sabremos que lo que lleva a Rachel a la casa de Lady Hunstanton no es la invitación de esta, sino la presencia de quien ha ofrecido un trabajo a su hijo, Lord Illingworth, a quien parece conocer de antes... 

A mí la obra me hizo reflexionar sobre el papel del pasado, del olvido, del perdón, de los distintos tipos de vida... No sé si porque me ha pillado en un momento personal muy relacionado con la temática o porque es realmente una buena obra, recomendaría esta obra de teatro a los amantes del género y a los no tan amantes, si bien estos últimos podrían perderse un poco al principio con la variedad de personajes que entran y salen de escena. 

lunes, 31 de diciembre de 2012

Lecturas 2012

Llevo mucho tiempo sin escribir nada en este blog, pero eso no significa que las lecturas hayan estado ausentes en mi vida. Aunque yo haya abandonado un poco este espacio, los libros no me han abandonado en mi camino de 2012 y este post es, simplemente, para enumerar y compartir con vosotros mis lecturas del año. Se trata de lecturas muy diversas porque este año me propuse leer algo de deporte, divulgación y teatro, géneros que tenía un poco abandonados. 

1. Palabra de entrenador, Orfeo Suárez (2011)
2. Nada es gratis, Jorge Juan (2011)
3. No me enteré de nada, Diego de Silva (2007)
4. Diario de invierno, Paul Auster (2012)
5. Ordeno y mando, Amélie Nothomb (2008)
6. 1984 (George Orwell, 1948)
7. La casa de Dios (Samuel Shem, 1978)
8. Purga (Sofi Oksanen, 2008)
9. Vive como puedas, Joaquín Berges (2011)
10. Sunset Park (Paul Auster, 2010)
11. Una forma de resistencia, Luis García Montero (2012)
12. Risas enlatadas, Javier Calvo (2001)
13. La hermandad de la uva, John Fante (1977)
14. Momentos de inadvertida felicidad, Francesco Piccolo (2012)
15. El enredo de la bolsa y la vida, Eduardo Mendoza (2012)
16. La cena, Herman Koch (2009)
17. El club de los estrellados, Joaquín Berges (2009)
18. El sótano, Thomas Bernhand (1976)
19. Qué hago aquí, sentado en el suelo, Joël Egloff (2003)
20. Grúas asesinas, Antonio Martínez (2009)
21. Seis sospechosos, Vikas Swarup (2010)
22. El avaro, Moliere (1668)
23. La asesina ilustrada, Enrique Vila-Matas (1977)
24. Yo confieso, Jaume Cabré (2011)
25. Viaje de invierno, Amelie Nothomb (2009)
26. Plataforma, Michel Houllebecq (2001)
27. Pedro y el capitán, Mario Benedetti (1979)
28. Antígona, Sófocles (-442)
29. Sed de Champán, Montero Glez (1999)
30. Seis personajes en busca de autor, Luigi Pindarello (1921)
31. Un estado de malestar, Joaquin Berges (2012)
32. Arrancad la semilla, fusilad a los niños, Kenzaburo Oé (1958)
33. Por qué mentimos… en especial a nosotros mismos, Dan Ariely (2012)
34. Abierto toda la noche, David Trueba (1995)
35. NP, Banana Yoshimoto (1990)


Veo por la lista que la novela histórica queda un poco al margen y que la poesía no termina de despuntar... Quizás en 2013...  Lo que está bien es haber descubierto a escritores como Joaquin Berges o Antonio Martínez: Vive como puedas y Gruas sospechosas son dos libros recomendables (sobre todo el primero) que me han hecho reír como hace tiempo no me reía con un libro. Destaco también a Houllebeq, Kenzaburo Oé, John Fante y David Trueba, como lecturas de escritores "repetidos" que siguen sorprendiéndome. Bueno, os dejo. Ando ahora leyendo Una mujer sin importancia, de Oscar Wilde. A ver si lo acabo antes de que termine el año... 

martes, 9 de octubre de 2012

Plataforma

Autor: Michel Houellebecq



Anda Michel Houellebecq promocionando su último libro, Poesía, y después de leerle un par de entrevistas espectaculares en las que manifiesta su incapacidad para entender el mundo y las relaciones humanas, me he decidido a coger algo de su antiguo catálogo. Más por azar que por conocimiento de causa, me dirigí hacia Plataforma, una historia publicada en 2001 y que considero a la altura de la espectacular novela "Las Partículas Elementales" (el otro libro que le he leído). 

En esta ocasión, la prosa está quizás menos cuidada, si bien el fondo es poderoso. Michel es el protagonista de la historia. Su padre ha muerto y tras heredar parte de la herencia, decide irse de viaje exótico a Tailandia, con un grupo de  turistas franceses dispares. En esta primera parte del libro, Houllebecq nos acerca a la vida del turismo sexual, y a la necesidad del hombre moderno de escapar de su entorno vital, al mundo del consumismo y el hedonismo. Pero no se queda ahí. Nos habla también de la desazón del tiempo libre, de la incapacidad de encontrarse en el mundo, del tedio y del aburrimiento de las relaciones humanas... 

La cosa cambia un poco en la segunda parte del libro donde Michel y Valerie (una de las compañeras de viaje) coinciden en Francia y deciden compartir sus vidas. Como no quiero desvelar demasiado del libro diré que lo que ambos viven va transformando la visión de Michel del amor y la vida, de las exigencias en las relaciones humanas... al tiempo que Valerie va adaptando la fórmula de los viajes turísticos para la agencia en la que trabaja. Todo esto marcado con escenas bastante subiditas de tono...

El final de la novela me lo reservo, pero anuncio que me ha marcado poderosamente. Así que me veo en la obligación de recomendarla con fervor. 

lunes, 1 de octubre de 2012

Tú y otras carencias

Título: Tú y otras carencias
Autor: Alfonso Navarro Ventura
Reseña: Carmen Borillo


Me gustaría romper una lanza a favor de los escritores noveles, y por eso mi colaboración será una reseña de un  magnífico libro de relatos nacido hace poco pero que por desgracia cuenta con poca difusión. Son relatos breves, lo que facilita su lectura en cualquier momento, pero que no dejan de sorprender por su cuidada prosa y frases que te llegan al alma. 

"A través de una serie de relatos cortos e intensos, que huyen de la excesiva ornamentación pero que están descritos con una exquisitez sorprendente, Tú y otras carencias nos muestra una perturbadora perspectiva, narrada en primera persona, de los sentimientos más inconfesables del ser humano. Partiendo de la soledad existencial de casi todos sus personajes, Alfonso Navarro Ventura vuelca en estas páginas un muestrario de paisajes emocionales envenenados de angustia, miedos, perversiones y frustraciones; y lo hace mediante una prosa directa, sin rodeos, aunque enriquecida con un trasfondo poético que es capaz de desarmar al lector mientras se ve acribillado por esta sucesión de tramas urbanas repletas de sexo sórdido, drogas, incomunicación y desesperanza."